Régimen y Gobierno.

Cada vez es más continuo el llamado a respetar la celebración del referéndum; el gobierno usando a su antojo al ente electoral dilata los procesos y su derrota; mientras que el desabastecimiento continúa, el salario no alcanza y el número de pobres aumenta. La miseria es cada vez más palpable y se instala en la clase media, sí, clase media miserable, que mantiene valores y niveles educativos, pero que no come bien.

La última fase es militar

Tal vez ya un poco tarde, pero ante una situación como esta, lo mejor y sensato es esperar un poco a que todo se calme y observar el movimiento que el hecho provoca y de esta forma tener una opinión más clara d...

Es momento de sincerarnos

El modelo se agotó, nada bueno trajo al país, sino que profundizó los malestares que sufría la población antes de la revolución y creó otros más perversos, que se fueron consolidando y que ahora son pesos pesad...

El país insostenible

La situación es insostenible, los saqueos se acercan entre ellos, y acechan Miraflores, la semana pasada fue Catia, La Vega, Petare, La Urbina, Palo Verde y varias localidades fuera de la capital. Maduro ordena...

El juego sucio del régimen

La última sentencia del Trbunal Supremo de Justicia (TSJ), sobre el respeto a la nacionalidad venezolana, en caso de que algún ciudadano posea dos o más nacionalidades, es como dicen algunos constitucionalistas...

El diálogo hecho referéndum

En el nuevo panorama, que se podría decir que comenzó el primer día de la recolección de firmas, el régimen dividido no sabe qué hacer con Maduro y el gobierno que busca demostrar fuerza, camina entre las insti...

Una vista al panorama

Las dos marchas de la semana pasada fueron numerosas, a la gente le agrada la idea del revocatorio; pueblo, líderes y calle, conquistando espacios y agotando al régimen. Todos observan cómo el gobierno tiene pa...

Firmas y Unidad

Llegó la entrega de las planillas para el referendum revocatorio y cientos de miles personas dijeron presente para estampar su firma para lograr el 1 % necesario para la primera fase. Ahora es turno de la oposición de capitalizar esta propuesta.