le

Leviatán del director Andréi Zvyagintsev

Después de ver el largometraje Leviatán, es difícil, como espectador, no experimentar agobio y desinterés. La producción rusa, cuarta cinta en la carrera del director Andréi Zvyagintsev, es sobria, lánguida, rebuscada, y carente de todo dinamismo. Aborda una historia sencilla y realista, mas contada impersonalmente.