Escucho en todas partes decir que el gobierno de Maduro es el peor gobierno de la historia de Venezuela, claro, con la situación en la que nos encontramos cualquiera puede decir esto con la mayor tranquilidad y, nadie saltará a reclamar o discutir sobre el tema.

Pero, en esta ocasión, trataré de hacer una defensa de, un gobierno que no ha realizado nada por el bienestar del país, difícil tarea. Muy pocos meterían la mano al fuego por Maduro y se tendría que ser bien osado para defender a este señor, porque ni los chavistas lo defienden y menos como defienden a Chávez.

Maduro no tiene toda la culpa, ni siquiera la mayor parte de ella, aunque es un gran protagonista de ella, por la situación en la que se encuentra Venezuela. Nunca se imaginó que sería el elegido por Chávez para manejar su legado, muy pocos lo vieron igual, entonces, este señor es colocado al mando de un país que está en una mala situación económica, sin ningún plan de gobierno, (porque el plan de gobierno era lo que a Chávez le venía en mente), y con un vacío político y de poder que no podía recaer sólo en sus manos.

Maduro comenzó su gobierno con una situación económica complicada, tenía precios del petróleo bastante altos y aún los tiene, comparados con los de “la cuarta”, pero sin producción interna. Altas deudas, tanto nacional e internacional, que hoy se mantienen, intereses de estas deudas; con un país que importa todo, ya que lo que entraba por concepto petrolero no era, ni es, suficiente.

Pero lo más complicado es que heredó una forma de gobernar y un modelo económico que no podía sostener, aunque tuvo al principio la oportunidad de reformar la economía no la aceptó, pero ¿lo dejaron corregir? ¿Tenía el poder suficiente dentro del gobierno para imponer una reforma? Porque una vez Chávez desaparecido, el poder que acumuló el caudillo, se fue fragmentando y con ello el partido; tener que maniobrar con los distintos grupos de poder en el gobierno no es nada fácil,

Asumió el poder con una situación económica nada parecida a la que gozó Chávez, con altos precios del petróleo, industrias y producción nacional, que destruyó a su antojo y le dejó un país destruido económicamente.

A medida que pasa el tiempo, el bolsillo del venezolano resulta afectado.

A medida que pasa el tiempo, el bolsillo del venezolano resulta afectado.

El gobierno de Chávez gozó de la mayor bonanza petrolera de la historia y hoy eso no se ve en el país, porque continuó el viejo esquema de repartición de renta, pero cambiando el destino de los recursos. Nunca quiso cambiar ese esquema de la tan odiada cuarta república. Ningún plan para dejar de ser el Estado rentistas del siglo XX, para pasar a ser un Estado productor de renta, la más clara oportunidad del país para dejar atrás el sub desarrollo fue dilapidad en la única empresa que tuvo, mantener el poder absoluto sobre este país.

Dejando al país en manos de corruptos, ineficientes y enchufados que sólo por ser fieles y leales a la revolución eran mantenidos en los puestos más altos, esquivando la mirada de lo que hacían con el tesoro nacional, ya que para él era la única forma de mantenerlos ocupados mientras desde su silla, manejaba tranquilamente todo el poder.

El mayor error de Maduro es que no rectificó cuando pudo, y ha tenido varias oportunidades para hacerlo, mientras el país lo necesita con urgencia, el parece huir hacia delante sin prestar atención a la calle y a sus propios militantes.

Maduro tal vez no pudo realizar nada, quedó preso del legado y del discurso; la situación necesitaba de alguien con la suficiente capacidad para maniobrar. El gobierno de Maduro no es el peor gobierno en la historia de Venezuela, pero si el segundo.

  • Gabriela Contreras

    Yo si diria que el gobierno e Maduro es el peor de la historia de Venezuela