De acuerdo a un sondeo de Reuters/Ipsos dado a conocer el viernes 24 de junio, la aspirante demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, recuperó esta semana la ventaja de dos dígitos sobre el precandidato republicano Donald Trump.

Reuters dio a conocer que la encuesta, realizada entre el 20 y el 24 de junio, mostró un 46.6% de respaldo para Clinton frente a un 33.3% de preferencia por Trump. Otro 20.1% dijo que no respaldaría a ninguno de los dos.

Y es que Trump resurgió en los sondeos tras la matanza del 12 de junio en Orlando al endurecer su discurso sobre impedir que los musulmanes entren al país, recortando a nueve puntos porcentuales la ventaja de Clinton.

La ventaja de 13.3 puntos porcentuales de Clinton es prácticamente la misma que tenía antes del ataque en Orlando.

El sondeo de Reuters/Ipsos fue online y se realizó consultando a 1.201 posibles votantes en 50 estados, con un intervalo de credibilidad de 3.3 puntos porcentuales.

Rivalidad

La candidata demócrata oficiosa a la Presidencia, Hillary Clinton, dijo ayer que los ataques de su rival republicano, Donald Trump, se dan porque “no tiene respuestas con sustancia” a sus propuestas si llega a la Casa Blanca.

En un mitin en Carolina del Norte, Clinton se centró en detallar sus propuestas económicas si es elegida presidenta en noviembre con iniciativas como el aumento del sueldo mínimo, el fortalecimiento de los sindicatos, la simplificación del código fiscal o el aumento de los impuestos a los más ricos.

Clinton respondió a un mitin previo de Trump en el que éste criticó el uso que la candidata hizo en el pasado de su puesto en el Departamento de Estado o el supuesto conflicto de intereses por las donaciones del extranjero de la filantrópica Fundación Clinton.

“Está atacándome personalmente porque no tiene respuestas con sustancia”, aseguró Clinton, quien criticó que Trump ataque a una fundación que “ayuda a pobres en todo el mundo a tener acceso a medicinas contra el sida que salvan vidas”.

“Donald Trump usa a los pobres de todo el mundo para que produzcan sus líneas de trajes y corbatas”, añadió la rival demócrata.

En esta ocasión, Clinton dejó a Trump en un segundo plano y se enfocó en explicar sus propuestas económicas en Carolina del Norte, al igual que Ohio -donde estuvo el martes 21 de junio- un estado indeciso y clave en las elecciones generales de noviembre.

Cada vez se hace más evidente la preferencia del pueblo norteamericano, sin embargo, aún faltan meses para la elección presidencial, tiempo que los candidatos deben aprovechar para realizar campañas excelentes donde planteen un buen programa de gobierno que convenza a quienes siguen sin saber quién es la persona indica para convertirse en el Presidente de EEUU.