Impuso su tradición ganadora y conquistó el undécimo título de la Champions League, al vencer por penales al sufrido Atlético de Madrid (5-3, tras empate 1-1)

Por parte del equipo merengue cobraron de forma consecutiva y sin fallar Lucas Vázquez, Marcelo, Gareth Bale, Sergio Ramos y Cristiano Rolando.

Por Atlético de Madrid ejecutaron bien Griezmann, Gabi, Saúl y Juanfran pegó su tiro en el vertical izquierdo del arco para desatar así la victoria del Real Madrid.

En el tiempo reglamentario, Sergio Ramos había adelantado al Real Madrid en el 15’ y el belga Yannick Carrasco había igualado en el 79. El francés Antoine Griezmann falló un penal para el Atlético en el 46’ tras una falta sobre el “niño” Torres.

Dos años después de la final de la Champions League de Lisboa, el Real Madrid levantó otra vez la ‘Orejona’ delante de su vecino, sumando así su undécimo título de campeón de Europa, todo un récord, y distanciándose ya en lo alto del palmarés con cuatro más que el segundo, el Milan (7).

El destino fue una vez muy cruel con el Atlético. En 1974 y 2014 dejó escapar el título en el último suspiro y esta vez la fortuna no le acompañó en los penales, para otro revés doloroso tras tener muy cerca el objetivo.

Los segundos

Al finalizar el partido sólo había lágrimas tanto de jugadores como de fanáticos. En el momento de recibir las medallas varios del Atlético no quisieron colocársela, aun así los aplausos resonaban en el estadio, los hinchas reconocieron que fue un gran partido.

El DT del Atlético de Madrid, Diego Simeone, aparentemente se cuestiona su puesto en el club madridista, en sus declaraciones expresó que no estaba contento con los resultados y que lamentaba profundamente no cumplir con la fanaticada del equipo, también considera que llegar a dos finales y no posicionarse campeón es un fracaso; sin embargo felicitó a sus jugadores:

“Me siento orgulloso de lo que han hecho en una ‘Champions’ durísima y les quiero mucho, dan todo lo que tienen en cada pelota”.

En un partido alguien tiene que ganar, el Real Madrid ha dejado claro que es uno de los mejores equipos de fútbol del mundo. Con su undécima copa se proclaman campeones invictos por tercera vez y Zidane entra en la historia como el primer director técnico francés en ganar una Champions League.